Endesa invertirá casi 150 millones en una planta de hidrógeno en As Pontes

El proyecto, ligado a fondos europeos, generará alrededor de cien empleos

146

Endesa ha presentado una solicitud al Ministerio para la Transición Ecológica y a la UE -en este último caso, con intención de acogerse a los fondos de recuperación económica- para poner en marcha una nueva instalación energética en As Pontes en cuya materialización invertirá alrededor de 147 millones de euros. Así lo anunciaron dirigentes de la eléctrica en la reunión telemática mantenida en la tarde de ayer con los integrantes de la mesa de transición justa de la antigua villa minera, en la que concretaron el proyecto: se trata de una planta de hidrógeno de 100 megavatios de capacidad.

Este proyecto de Endesa está condicionado a la obtención de fondos públicos. Aunque ha sido presentado al plan de recuperación comunitario, también podría beneficiarse de las líneas abiertas por el Gobierno central para la transición justa.

Las previsiones de la eléctrica son las de generar alrededor de cien empleos con esa futura planta, que estaría ubicada en las inmediaciones de la central de ciclo combinado, que funciona con gas y vapor de agua.

Para su funcionamiento, precisará de instalaciones de energía renovable, por lo que a los 147 millones de euros de inversión habrá que sumar la que requerirá la instalación de los parques eólicos u otras tecnologías que le den respaldo. Hay que recordar que la eléctrica proyecta sustituir los 1.400 megavatios de potencia de su central de carbón pontesa por 1.500 de renovables en Galicia.

En el encuentro, los responsables de la eléctrica también aseguraron que ya han mantenido contactos con inversores internacionales que podrían estar interesados en asentarse en la antigua villa minera. Aunque en ambos casos no hay un compromiso en firme, se trataría de una papelera y de una fábrica de neumáticos.

Orden de ayudas

En la reunión participaron, además de la eléctrica, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen; el conselleiro de Economía, Francisco Conde; el alcalde pontés, Valentín González; los representantes de los trabajadores y los transportistas.

El Gobierno central anunció que el Instituto para la Transición Justa acaba de iniciar la consulta pública previa para una nueva convocatoria de ayudas que, por valor de 30 millones de euros, está destinada a apoyar proyectos empresariales generadores de empleo y pequeños proyectos de inversión en zonas de Transición Justa. A estas ayudas podrán presentarse las iniciativas surgidas en las áreas de influencia de las centrales térmicas de As Pontes y Meirama.

El conselleiro de Economía pidió a Endesa que revise el proyecto de co-combustión en la central térmica, una vez que las administraciones han demostrado que sería viable técnica y medioambientalmente, y reclamó al Gobierno central que no autorice el cierre de esas instalaciones hasta que se haya analizado el proyecto desde el punto de vista económico.

La eléctrica garantiza ocupación a su plantilla auxiliar hasta junio

Uno de los compromisos que anunció Endesa en la mesa de transición justa celebrada ayer fue que mantendrá el empleo de sus compañías auxiliares hasta el mes de junio. Es la fecha límite de funcionamiento de la central de carbón, según las previsiones de la eléctrica, que espera obtener autorización para el cierre antes del 1 de julio.

En los últimos meses, los trabajadores auxiliares -alrededor de 170- han protagonizado diversas movilizaciones para reclamar garantías de futuro para sus empleos, ya que algunos llevan casi treinta años en las instalaciones.

Situación actual

Endesa presentó la solicitud de cierre de la central de carbón a finales del 2019, aunque condicionada a las pruebas para evaluar el funcionamiento de la planta con una mezcla de mineral y biocombustibles, principalmente lodos procedentes de depuradoras y biomasa. Se llevaron a cabo varias tandas, las últimas a finales del pasado año, y la eléctrica presentó hace unos días un informe que ve inviable la posibilidad de usar esta mezcla desde el punto de vista técnico, ambiental y económico.

Gobierno, Xunta y Concello contraatacaron con un estudio en el que insisten en que, tanto operativa como medioambientalmente, la térmica podría funcionar usando carbón y carburantes verdes. Ahora, todas las partes se han dado un plazo de dos semanas para evaluar la viabilidad económica de este proyecto. Francisco Conde pidió a Endesa que rectifique, como dice que ya hizo con el análisis técnico.

La cruz en Ferrolterra: Galicia Textil despedirá a 13 de sus 36 empleados

El período de consultas del ERE presentado por Galicia Textil, la fábrica de hilados ubicada en Neda, ha finalizado sin acuerdo entre las partes. La empresa despedirá a 13 de sus 36 trabajadores. La dirección de la compañía sostiene que ha hecho todos los esfuerzos para intentar consensuar un «proceso de reestructuración de la compañía con opciones de futuro». La propuesta de los delegados de los trabajadores era la de favorecer la jubilación anticipada de algunos compañeros y aplicar un ERTE rotatorio para el resto, pero no fue aceptada.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios