As Pontes se enfrenta a un tsunami de competidores en hidrógeno

Solo Endesa presenta en toda España 23 plantas

157

El hidrógeno verde o renovable vive una auténtica eclosión de proyectos, al ser uno de los ejes en la estrategia de energías renovables que cubrirá la UE con sus fondos Next Generation. De hecho, pocos lugares del mapa de España quedan sin que alguna compañía ponga una pica. En Galicia había sido pionera la Zona Franca de Vigo al anunciar que presentaba un proyecto de una pequeña planta para Balaídos, aunque fue Endesa quien sorprendía, la semana pasada, anunciando que entre los proyectos para hacer olvidar la térmica de carbón de As Pontes proyectaba en esta localización su mayor iniciativa, que contará con un electrolizador de 100 megavatios (MW) y seis parques eólicos asociados con 611 MW de potencia, a construir en 18 meses por 1.600 personas y con una inversión

de 738,2 millones de euros.

Realmente, para la planta serían unos 127,1 millones, el grueso, 611 millones, se iría para las seis megacentrales de aerogeneradores, cuya electricidad es imprescindible en el proceso de electrolisis que extrae este combustible del agua o H2O que, recordemos, está compuesta por dos átomos de hidrógeno (H) y uno de oxígeno (O).

La propia Endesa califica este proyecto como el “más avanzado” hasta la fecha de los 23 que presentó al Ministerio de Transición Ecológica, por valor de más de 2.900 millones de euros para poner en marcha 340 MW de potencia en electrolizadores alimentados con dos mil megavatios de potencia renovable.

Así, casi un tercio se situarían al lado de donde la compañía cuenta hoy con una central de ciclos combinados –que utiliza gas para funcionar–, en el mismo complejo de la vieja térmica que pretende jubilar ya mismo.

Al de As Pontes se suman en la península otros en Huelva, Teruel, Almería, Tarragona, Valle del Ebro, Compostilla y Seseña, que contemplan una inversión de 2.000 millones para la construcción de ocho electrolizadores con una capacidad de 315 MW. Los otros 25 MW, con 900 millones de euros de inversión, serán para proyectos extrapeninsulares de hidrógeno verde en plantas de generación en Barranco de Tirajana, Granadilla y Alcudia.

¿Cómo reciben en la Xunta este proyecto? El vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Economía, Francisco Conde, acudía ayer al encuentro de la patronal de Ferrolterra, Eume y Ortegal, y desde allí reiteraba que la quema de biocombustibles en térmica es viable técnicamente, y ahora el reto, al que emplazó a Endesa y el Gobierno central, es conseguir su viabilidad económica, porque la Xunta no acepta el apagado.

Sobre la planta de hidrógeno verde, el conselleiro lo califica como un “proyecto distinto” que puede ser complementario al de los biocombustibles, pero insta primero a garantizar el mantenimiento de la térmica y el empleo, por lo que pidió a Moncloa apoyo para la quema de biocombustibles y la garantía de que no se autorizará el cierre.

En hidrógeno la competencia será dura hasta con los vecinos, pues Enagás y Naturgy estudian producirlo a partir de un parque eólico marino de 250 MW que se hará con tecnología flotante de Navantia y Windar –como la que se fabrica en Fene– y otro terrestre de cien megas. Este combustible verde será consumido por la industria asturiana, descarbonizándola, aunque también se exportará.

Fuente El Correo Gallego

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios