Javier Maceiras: «El de la planta de hidrógeno de As Pontes es el proyecto bandera para Endesa»

El responsable de proyectos de hidrógeno verde de la energética subraya que los «números avalan» el complejo gallego

86

El fenés Javier Maceiras es el responsable de Desarrollo de Proyectos de Hidrógeno Verde y Transición de Endesa en la Península. Su departamento tiene en As Pontes, en donde la eléctrica prevé acometer el cierre de su central de carbón, uno de sus principales focos de interés, ya que la empresa ha proyectado una planta de producción de hidrógeno y, en su radio de actuación, seis parques eólicos. Maceiras subraya la magnitud de la futura terminal, que tendrá 100 megavatios de potencia. «La planta más grande en operación en el mundo tiene 10», aclara.

-Trabaja en uno de los departamentos que tiene encomendadas tareas de un gran crecimiento en la empresa. 

-Sí, por un lado, los planes de acompañamiento en las zonas con cierre de centrales se presentaron en el 2019. El año pasado, cuando llegó la pandemia, Endesa empezó a trabajar en la aceleración de la inversión postcovid, y después, en verano, cuando se tomó la decisión de que el hidrógeno fuese una tecnología a desarrollar, dentro de la estrategia de negocio en España, también nos centramos en eso. Tenemos muchísimo trabajo, pero todas las líneas son súper interesantes y en todas lo que se busca es crecimiento, creación de empleo y de riqueza, muy focalizado en esas zonas de las que no nos vamos, sino que cambiamos la manera de producir.

-¿Qué llevó a Endesa a realizar esa apuesta por el hidrógeno, lanzando un notable número de proyectos en todo el país? 

-El cambio fue radical y no solo fue a nivel de grupo, sino que vemos que muchas empresas están apostando por el hidrógeno en los últimos años. Estamos todos alineados porque hay un impulso desde las Administraciones. La primera que marcó la hoja de ruta fue Europa, que definió unos objetivos de descarbonización muy claros a 2050, en los que se decía qué papel tendría que jugar el hidrógeno, y España hizo lo mismo. Europa quiere tener instalados 40 gigavatios de electrolizadores en el 2030, y España persigue un 10 %, 4 gigas. Ese fue el pistoletazo de salida. La manera más sencilla y barata para descarbonizar la economía es través de la electrificación directa con energía renovable. Impulsamos que el hidrógeno sea el complemento a la descarbonización en aquellos sectores en los que se está utilizando el gris como materia prima; y, por otro lado, como sustituto del gas natural en aquellos procesos industriales en los que la electrificación directa no sea técnica o económicamente viable. El camino claro hacia la descarbonización es la electrificación, y el hidrógeno es un complemento. Dado que los Gobiernos están impulsando su uso, es el momento de desarrollar de manera industrial este tipo de proyectos.

-Endesa ha asegurado que la planta proyectada para As Pontes será la de mayor envergadura de las que prevé construir. 

-De la envergadura del de As Pontes tenemos dos proyectos. En diciembre, cuando fue la manifestación de interés de los proyectos de hidrógeno, el Gobierno lo que dijo fue que podría participar cualquier empresa que pudiera aportar algo en la cadena de valor: alguien que quisiera investigar, que quisiera fabricar equipos o que lo quisiera consumir. Nosotros, como promotores, presentamos 23 proyectos. De estos, en la Península hay dos de 100 megavatios, el de As Pontes y el de Huelva. El proyecto de la planta de As Pontes es el bandera de la empresa. Para generar hidrógeno verde necesitamos agua y energía renovable y la principal diferencia de As Pontes con Huelva es que en esta última se va a generar con parques fotovoltaicos, mientras que en As Pontes, con parques eólicos. Pero las horas equivalentes de un parque eólico son mayores a las de uno fotovoltaico, y cuanta mayor producción tengas de energía renovable eléctrica, más hidrógeno vas a poder generar. Por ello, el proyecto de As Pontes podría producir en torno a un 35 o 40 % más que el de Huelva. Y es el que tenemos en un estado de estudio más avanzado, tanto a nivel de ingeniería como de fabricantes.

-¿En qué fase se encuentra actualmente ese proyecto? 

-Hay muchos proyectos que únicamente buscan la generación del hidrógeno verde para inyectarlo en las redes de gas sin preocuparse de quién lo va a consumir. Nosotros no estamos apostando por eso, sino buscando el cliente final que no se pueda descarbonizar de otra manera. Uno de los trabajos principales que hacemos es identificar si en la zona tenemos recurso renovable, y en el caso de As Pontes tenemos 611 megavatios con conexión a la central. También es muy importante que tengamos agua y terrenos, y en la central térmica lo tenemos, además de sinergias con el ciclo combinado, y estamos muy cercanos a potenciales clientes. Por ello hacemos una búsqueda de consumidores para saber si los proyectos tienen sentido o no en una zona en concreto.

-En Galicia, ¿ya cuentan con clientes para la planta? 

-En diciembre nosotros presentamos ocho proyectos en la Península y para esos, entre los que se encuentra el de As Pontes, teníamos una 41 cartas de apoyo de clientes industriales interesados en utilizar el hidrógeno, y a día de hoy ya son 51. Es un trabajo que hacemos con nuestra red comercial.

-Sin embargo, la planta está ligada a la obtención de fondos europeos. 

-Nosotros tenemos un plan de negocio específico para cada uno de los proyectos. Los defendemos todos, pero el de As Pontes es el proyecto bandera por algo, y es porque los números lo avalan. Son muy importantes todos los recursos que tiene detrás.

-El sector eólico se queja de que las Administraciones no muestran toda la celeridad necesaria en la tramitación de los parques. ¿Qué esperan en ese sentido? 

-Los parques eólicos tienen ahora mismo la fase de tramitación ya iniciada, y tenemos la esperanza de que las Administraciones sean diligentes para que se puedan conseguir las autorizaciones en plazo. Los agentes sociales de la zona deben apoyarlo porque generará mucha riqueza no solo en la construcción, sino en la de explotación, y además también puede atraer otras empresas. Buscamos alternativas para que el cierre de la central no implique un valle en generación de riqueza y empleo, sino un punto de partida hacia algo mejor. Tenemos que ser positivos, y entre todos lo vamos a conseguir.

-¿Qué cifras manejan en cuanto al empleo de este complejo? 

-La construcción de los parques se llevará a cabo en unos 18 meses y en ese período se sustentarán 1.600 empleos. Las estimaciones que manejamos con las empresas de ingeniería es que la planta de hidrógeno tendrá un plazo de construcción de 24 meses y en ella participarán unos 120 trabajadores. En operación, en los parques se crearán unos 30 puestos y, en la planta de hidrógeno, aunque no tenemos ningún equivalente en el mundo, estimamos unos cien empleos directos.

-¿Cuándo esperan conocer si estas inversiones cuentan con respaldo de fondos públicos? 

-El Gobierno va a distribuir 1.500 millones de euros para impulsar el hidrógeno verde entre el 2021 y el 2023, pero aún no está claro cuándo va a convocar esas vías de financiación.

-¿Va a seguir siendo As Pontes uno de los núcleos de producción energética del país? 

-El compromiso de Endesa con As Pontes y con Galicia es claro. El ejemplo más claro es que cumplimos nuestra palabra. En marzo del año pasado dijimos que teníamos 165 megavatios eólicos con conexión pero que el objetivo era conseguir 1.500 en Galicia. Parecía una locura y la realidad es que en menos de un año lo conseguimos. Queremos que Ferrolterra, Eume y Ortegal se mantengan como un punto relevante para la generación de energía eléctrica y estamos impulsando que sea así, con energía renovable.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios