La térmica de As Pontes llega al final de su vida útil sin convenio de transición justa

Los sindicatos urgen alternativas mientras el personal de las auxiliares se queda sin trabajo

109

La de la térmica de As Pontes es una muerte a plazos. Hace meses que la mayor central de carbón de España apenas tiene producción y aun tardará años en desaparecer por completo, pero a las 00.00 horas de esta madruga la planta de Endesa en A Coruña llegó al final de su vida útil. Tras 45 años en funcionamiento, el 30 de junio de 2021 ha sido la fecha marcada por la eléctrica para finalizar sus compromisos laborales con las empresas auxiliares y esto supone en la práctica parar la actividad, aunque todavía está en trámites el permiso para desmantelar. Los sindicatos censuran que la térmica, de la que hasta ahora han vivido 700 familias en la comarca, llegue a su fin sin tener todavía firmado un convenio de transición justa que garantice alternativas de empleo.

El secretario general de Industria de CCOO-Galicia, Víctor Ledo, calificó ayer de “hecho fatídico” que la planta “finalice su vida útil sin una transición energética justa y dejando en la calle un gran número de trabajadores principalmente de a la industria auxiliar”. Ledo remarcó que Comisiones Obreras respalda la descarbonización de la economía pero con alternativas de empleo. “Desgraciadamente se va a hacer sin tener firmado el convenio de transición justa de As Pontes, lo que significa que Endesa aún no expuso proyectos en concreto de los planes alternativos ni tenemos los planes de compensación a la comarca”, lamentó el sindicalista. 

E El Gobierno recopila ideas para reactivar el tejido económico de la comarca hasta el domingo. El Gobierno todavía tiene abierto el plazo de recepción de propuestas para elaborar ese convenio de transición justa. Hasta este domingo, los agentes sociales y económicos están invitados a aportar iniciativas y proyectos al correo electrónico convenios_transicion_justa@tragsa.es con el objetivo de contribuir a crear una economía “sostenible” tras el cierre de la térmica. 

Todos los demás gobiernos autonómicos con municipios en transición energética (Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y País Vasco) han suscrito ya estos acuerdos, que ahora deben sellar Xunta y Ejecutivo central para paliar el impacto de la descarbonización de As Pontes aprovechando la inyección económica de los fondos europeos. 

E El personal de las subcontratas protesta contra los despidos. Los trabajos de desmantelamiento de la central se retrasarán hasta resolver las alegaciones, lo que dificulta la continuidad en el empleo de forma inmediata. Precisamente el personal de las subcontratas protagonizó la protesta laboral de ayer en As Pontes en rechazo a los despidos. “El tiempo se acaba para los trabajadores de las auxiliares de la central térmica que llevan semanas denunciando que la garantía de empleo por parte de la empresa eléctrica finaliza hoy [por ayer]”, explicó responsable del sindicato CIG en As Pontes, Alberte Amado, quien destacó que “Endesa lo que manifiesta es que va a ajustar las plantillas a las necesidades actuales, lo que evidencia que habrá una reducción de empleo”. 

Con el final de As Pontes se acaba la generación eléctrica con carbón en Galicia, después de que Naturgy cerrara hace justo un año la térmica de Meirama (Cerceda), también en suelo coruñés. El representantes de Industria de CCOO remarcó ayer que las energías renovables son “una oportunidad de gran calado” pero urgió garantías de empleo.

Miñones reclama a la Xunta que firme el protocolo 

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, instó ayer a la Xunta a firmar el protocolo para empezar a buscar la financiación de nuevos proyectos que ayuden a la industria auxiliar de la central térmica de As Pontes. A preguntas de los medios tras una reunión en A Coruña, Miñones recordó que “hay abierta una convocatoria para las empresas auxiliares hasta el día 6 de julio para la presentación de proyectos, a través de un protocolo de un convenio, que está pendiente de firma por parte de la Xunta”. El representante gubernamental pide que la Xunta firme ese protocolo porque es “el que va a marcar los proyectos viables a desenvolver en la comarca, y en este caso en As Pontes y Cerceda, que son los que están encima de la mesa para firmar”. En esta línea, mostró su confianza para que a través de esos proyectos surjan iniciativas. “Hace dos meses hacíamos públicos tres proyectos por valor de un millón de euros, de nuevas empresas que se instauraban, conllevando el aumento de empleo”, destacó. 

Fondo de apoyo a la inversión productiva

Miñones también animó a las empresas gallegas a aprovechar el Fondo de Apoyo a la Inversión Productiva, que suma 600 millones de aportaciones en julio. Tras reunirse en A Coruña con la junta directiva de la Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia (Asime), explicó que el objetivo de este fondo “es financiar empresas ya existentes que desarrollen o vayan a desarrollar una actividad industrial productiva y de servicios industriales, sin importar su tamaño”. Las empresas pueden conseguir hasta el 75% de inversión de sus proyectos. El nuevo programa permite financiar la creación de establecimientos industriales, el traslado de factorías, las mejoras o modificaciones de las líneas de producción y proceso, la industria conectada 4.0 y la sostenibilidad ambiental. Se trata de una iniciativa que sustituye al Programa Reindus, que en los últimos dos años aportó 20 millones de euros para 13 proyectos gallegos. “Los objetivos de este tipo de reuniones son tres: escuchar las demandas del sector, trasladar lo que está haciendo el Gobierno y poner en valor a una asociación como esta que aglutina a casi 57.000 trabajadores en Galicia”, detalló el delegado del Gobierno.

Fuente La Opinión

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios