Interceptado en un control de alcoholemia un pontés con dos corzos muertos en el maletero

66

[La Voz de Galicia] La Guardia Civil de Tráfico interceptó por casualidad el día de Navidad a un vecino de As Pontes que transportaba en el maletero de su coche dos corzos muertos. Efectivos de Tráfico se hallaban en el municipio pontés realizando un control de alcoholemia en la carretera antigua de Ortigueira, la AC-119, cuando alrededor de las 15.45 horas dieron el alto al hombre. Al ser interpelado por los agentes, el conductor mostró evidentes signos de nerviosismo, lo que hizo sospechar a los guardias que, acto seguido, registraron el coche y dieron con el hallazgo de los animales en la parte trasera del vehículo.


Según la información recabada, el hombre, de 68 años, natural de A Capela y cazador habitual, argumentó que había encontrado uno de los ejemplares -ambos hembras- ya muerto y que el otro, estaba mortalmente herido, por lo que lo remató. La Guardia Civil realizó las diligencias oportunas y remitió el expediente a la Consellería de Medio Ambiente, que actualmente estudia el informe y que es la encargada, si finalmente así lo decide, de sancionar este tipo de casos. El presunto infractor podría enfrentarse a una multa de entre 600 y 6.000 euros por infringir el artículo 58.20 de la Lei de Caza de Galicia 4/1997, que tipifica como grave poseer piezas de caza mayor sin poder acreditar su procedencia. Además, podría quedar inhabilitado para poseer licencia de caza entre uno y cinco años. Según explicaron fuentes oficiales de la consellería, el último período de caza de corzos en Galicia se abrió del 31 de agosto al 19 de octubre, y durante la pasada temporada se abrieron en la provincia 37 expedientes relacionados con la caza, la mayor parte por hacerlo en áreas prohibidas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios