La térmica pontesa avanza en controles medioambientales

33

El geólogo Jerónimo López, presidente del Comité Científico para la Investigación de la Antártida (SCAR), organización cuyo trabajo mereció en el año 2002 el Premio Príncipe de Asturias, recorrió ayer las instalaciones de la central térmica de As Pontes. Este pontés de nacimiento, profesor en la Universidad Complutense de Madrid, comprobó la modernización que afronta la compañía, con dos nuevos grupos de transformación.


Antes de ejercer de pregonero en las fiestas patronales de As Pontes, Jerónimo López Martínez recorrió las instalaciones de Endesa. El equipo de responsables de la central térmica, encabezado por su director, Luis Fernández Sabugal, enseñaron a este prestigioso científico los avances en los sistemas de control medioambiental que ha experimentado la firma en los últimos años. En la visita también participó el alcalde del municipio, Valentín González Formoso.
Jerónimo López contempló el pasado y el futuro de la empresa, en plena fase transformación de sus grupos térmicos que, una vez operativos, reducirán las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y permitirán a Endesa cumplir con el protocolo de Kioto.
Así, tuvo ocasión de comparar las mayores garantías medioambientales que ofrecen los grupos tercero y cuarto, en los que ya se emplea para la combustión hulla subbiminitosa importada, frente al primero y segundo, que todavía emplean el lignito que se extrae de la mina de la localidad.
“Me ha impresionado los avances con respecto a la problemática medioambiental”, dijo Jerónimo López a modo de primera impresión, añadiendo que “se nota que ha crecido considerablemente en la compañía la preocupación por estos temas, en los que ha puesto una detallada atención”. La referencia para este profesor universitario de Geología, aficionado al alpinismo, es una visita anterior a la fábrica hace unos diez años, “entonces únicamente se valoraba la producción de energía, con independencia de los efectos ambientales que su generación pudieran conllevar”. Por esa razón, elogió a Endesa por su empeño en “intentar cumplir con protocolos internacionales como el de Kioto, sin que ello signifique renunciar al desarrollo de un país que necesita energía para seguir creciendo. De lo que se trata es de buscar alternativas y soluciones”, añadió.
El cambio climático, fenómeno de actualidad, es, en su opinión, lo que ha llevado a las empresas y los gobiernos a tomar medidas. Y en la concienciación ante esta situación ha tenido importancia el trabajo de investigación que desde hace años realiza en la Antártida, donde tiene la intención de volver a principios del próximo año.
En colaboración con un equipo internacional de investigadores, recogerá nuevos datos a pie de campo sobre la fluctuación de los glaciares y la evolución de la geología del continente. Advirtió de que “las consecuencias que tiene en la Antártida el calentamiento climático tiene repercusiones en todo el planeta”, y apuntó un dato que invita a la reflexión: “En los últimos 20 años se ha reducido en un 25% la superficie de mar helado en la zona”.
Y ante la cuestión de qué parte de culpa tenemos nosotros de este deshielo, Jerónimo López respondió que “es difícil establecer un porcentaje de responsabilidad, pero no hay ninguna duda de la incidencia del hombre en la situación climática actual, que no se corresponde con un ciclo natural”.
A todas estas cuestiones, que afectan a nuestro futuro como especie, no se refirió durante la lectura del pregón. Como es natural, invitó a todos sus vecinos -vivió en As Pontes hasta los siete años y regresa los veranos al municipio- a disfrutar de las celebraciones. Pero horas antes, en su visita a las instalaciones de Endesa, aseveró, en forma de conclusión, que “en este siglo XXI tenemos la necesidad imperiosa de reducir los efectos de la intervención humana en nuestro entorno natural”.
Fuente: Diario de Ferrol.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios