La Xunta sellará las zonas que causaron la elevada acidez del río Chamoselo

56

La Voz de Galicia. El río Chamoselo continúa mostrando el aspecto rojizo y turbio que delata la presencia de tierras ricas en piritas, que el año pasado causaron un incremento de la acidez tal que acabó con la vida en el cauce y terminó por extenderse al Eume, donde causó la muerte de reos el pasado mes de mayo. Sin embargo, los niveles de pH han vuelto a la normalidad, según afirmó ayer la empresa Sogarisa, contratada por la Xunta para anular los efectos ambientales originados por las obras de construcción de la AG-64 a su paso por As Pontes.


La actuación comenzó en noviembre y en una primera fase, actualmente en curso y que se prolongará hasta febrero, se procedió a neutralizar las aguas ácidas, generadas por los materiales ferruginosos arrastrados, y el control del pH de los cauces afectados: el Eume, el Chamoselo y el Rego do Lavadoiro. En una segunda fase, que se desarrollará a lo largo de 2009, se procederá al sellado de todas las zonas susceptibles de generar aguas con excesiva acidez.
Sogarisa se encargó a finales del pasado de verano del tratamiento de las aguas del embalse del Eume, también con un descenso acusado del pH, que consiguió solventar en octubre. Tras varios intentos fallidos de resolver la situación por otros medios en el Chamoselo, la Xunta decidió encomendar el caso a la misma empresa, dedicada a la gestión de residuos, entre ellos los del Prestige.
Restablecimiento del pH
En un primer momento se aplicó en el Chamoselo un sistema de tratamiento similar al del embalse que, según Sogarisa, ha conseguido recuperar los valores normales de pH, que ronda los seis puntos frente a los 3,3 registrados en el Chamoselo y los 2,7 en el Lavadoiro. Una vez logrado este objetivo, la aplicación de reactivos cálcicos y la construcción de dos diques impermeabilizados para evitar la llegada al cauce de las escorrentías de las obras y de una balsa de decantación en el polígono de Os Airíos intentarán canalizar las aguas ácidas. Además, se añadirán dos nuevos equipos de monitorización en continuo para medir el pH del Eume en el tramo desde As Pontes. Se sumarán así a los seis ya existentes en el cauce del Chamoselo y el Lavadoiro. El plan de actuación abarca el tramo de la autovía Ferrol-Vilalba entre los puntos 35,600 y 37,200 y las cuencas naturales del tramo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios