As Pontes vierte casi 72.000 litros de aguas residuales al río Eume cada hora

34

LVG-Vertidos.jpg
La Voz de Galicia. El anteproyecto de la planta depuradora para As Pontes se aprobó esta semana en pleno extraordinario, obra con un plazo de ejecución de treinta meses, según explicó el ingeniero municipal, Marcelino López. Pero, mientras tanto, las aguas pluviales y las residuales de todo el casco urbano de la villa se vierten directamente al río Eume a un ritmo de vértigo.


El año pasado se expulsaron al río 626.560 metros cúbicos de aguas residuales, según los datos facilitados por el concejal de Obras, Marcelino Pena, basándose en el consumo registrado por la empresa Aquagest, lo que supone una media de unos 71.525 litros cada hora, a lo que habría que sumar también las aguas pluviales. El edil de Obras, además, señaló que las cifras de consumo y, por tanto, de vertidos, aumentan cada año, por lo que estos datos serían más elevados para este 2007.
Actualmente, los residuos de agua procedentes del casco urbano se canalizan por el sistema de colectores hasta un tubo con una anchura de más de un metro de diámetro, que está situado en la zona denominada de A Perfolla, y que desemboca directamente en el cauce del Eume. En el lugar de los vertidos, además, el curso del río está prácticamente estancado, por lo que el aspecto contaminado del agua y los malos olores aumentan. Desde allí, el río va a desembocar en la presa de San Pedro de Eume. Este sistema de recogida de aguas lleva funcionando en la villa pontesa desde hace unos dieciocho años, según explicó el ingeniero municipal.
La situación cambiará radicalmente con la futura construcción de la planta depuradora, que Augas de Galicia tiene intención de licitar antes de que acabe este año. «Nunha poboación das dimensións de As Pontes, non se podía permitir que se seguisen a producir a expulsión de residuos ao río», declaró el edil de Obras. De hecho, la ley establece que las poblaciones de entre 2.000 y 15.000 habitantes deben disponer de una depuradora desde enero del 2006.
En la zona de A Perfolla, el tubo que vierte ahora al río desaparecerá o quedará en desuso. Una parte de los colectores se aprovechará para el nuevo sistema, y se construirán otros para poder canalizar todas las aguas hasta la planta de Endesa. Marcelino Pena explicó que las expropiaciones serán mínimas, ya que se aprovecharon muchos terrenos municipales o en servidumbre de paso para instalar estas infraestructuras. En el lugar de A Perfolla, además, se construirá una caseta de bombeo y un tanque de tormentas cubierto de ochocientos metros cúbicos, para aguas fecales y pluviales.
El censo actual de la villa de As Pontes es de 10.500 habitantes, pero la futura depuradora está pensada para dar servicio a unas veinte mil personas. Saneará todas las aguas domésticas y pluviales, y se eliminarán por completo los vertidos al río. Sin embargo, esta planta no podrá tratar aguas de procedencia industrial, y cada empresa deberá autogestionar su propio sistema de depuración.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios