Desmantelada la mayor red de piratería informática en Internet

44

[La Voz de Galicia] La Policía Nacional cerró este fin de semana unas investigaciones que dieron sus primeros frutos con la clausura por orden judicial, el pasado 25 de junio, de la página web darketernal.net. En la operación policial, denominada Todo en uno en referencia a uno de los productos que publicitaba y distribuía esta página, se detuvo a un total de dieciséis personas pertenecientes a un entramado delictivo que se dedicaba a la piratería a través de Internet, uno de los pilares de este negocio en España y en países de habla hispana.


Tanto la investigación como las detenciones definitivas partieron de los Grupos Antipiratería y de Seguridad Lógica de la Brigada de Investigación Tecnológica en Valencia, Asturias, Galicia, Castilla La Mancha y Murcia. En los registros realizados en diferentes domicilios, algunos en Galicia aunque ningún detenido es gallego, se han cerrado cuatro páginas web.
Aunque es imposible determinar el volumen de descargas que se han podido realizar debido al elevado número de obras que ofrecían y a la velocidad de transferencia de los archivos, se calcula que, en función del precio que estos productos alcanzan en el mercado, el perjuicio causado por la actividad de este portal ilegal alcanzaría miles de millones de euros.
Lo más conocido y distribuido era un deuvedé llamado Todo en uno que contenía una recopilación de software con sus correspondientes crack (archivos que neutralizan las medidas de seguridad del programa original). El disco, que se usaba con fines domésticos y profesionales, tendría un valor superior a los 9.500 euros cada unidad en el mercado legal. Su distribución desde la página web se hacía por varios procedimientos: por descarga directa a través de una ftp , por P2P con los enlaces de las páginas web y por correo electrónico.
A pesar del elevado valor que un producto de estas características tendría en el mercado, también se ofrecía como regalo por la compra de lotes de consumibles.
De los 16 detenidos durante el fin de semana, 14 lo han sido por presuntos delitos contra la propiedad industrial y otros dos por presunta obstrucción a la justicia.
El principal investigado, M. M. P., disponía de cinco servidores, tres de ellos de descarga directa o ftp que permitían la bajada de más de 52.000 obras ilícitas con todo tipo de contenidos: software, música, juegos, películas, series de televisión y documentales.
El mismo detenido contaba con la colaboración de una empresa de hosting en la que tenía alojadas las páginas web que han sido clausuradas y de las que él era el titular, además de los servidores contratados, que le informaban de las investigaciones que se seguían contra él y de las actuaciones policiales que se iban a realizar.
Con estas actividades ilícitas, las empresas titulares de los derechos de propiedad intelectual soportan graves prejuicios económicos. Además, las copias piratas pueden contener virus o troyanos que se instalan de forma oculta en los ordenadores. Para descargarlas, la web se requería un registro de los usuarios, que debían facilitar sus datos personales, un nick y una clave de acceso, que podrían ser ahora empleados con fines deshonestos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios