«Hay muchos más casos, pero la gente no se atreve a denunciarlos»

93

[La Voz de Galicia] Jorge Meizoso tiene 37 años y es el primer caso detectado en Fiberblade. Ingresó en la empresa en 1998 y pronto fue designado jefe de equipo en la sección de corte.
Jorge_Meizoso.jpg


¿Cómo empezaron sus problemas de salud?
A comienzos del 2001. Me apareció una dermatitis en la cara. La mutualidad me envió al doctor Almagro, en A Coruña, que observó pronto que podría ser algo relacionado con el trabajo. Me hicieron las pruebas alérgicas y di positivo a las resinas y al epoxy, un compuesto utilizado en la fabricación de barnices y pinturas.
¿Qué ocurrió luego?
Echaba dos meses bien y luego comenzaba de nuevo el problema, con la cara totalmente afectada por la inflamación de la piel. Volvía a la baja médica y así una y otra vez hasta que en el 2005 la dermatitis me llegó también a los ojos. Entonces fue la propia Seguridad Social la que me propuso para una incapacidad permanente total.
Ahora tiene otro empleo, ¿cómo afecta su incapacidad?
La empresa que me admite tiene que comprometerse a que no puedo estar en contacto con las sustancias que me producen una reacción alérgica.
¿El problema se circunscribe a los cinco casos detectados o hay más?
Hay muchos más casos, estoy seguro, pero la gente no se atreve a denunciar. Pienso que irán surgiendo con el tiempo.
¿Tuvo el apoyo del comité de empresa?
Hombre, no creo que se pueda llamar apoyo el que uno de los delegados del comité acudiese al juicio a declarar contra mí.
¿Tiene solución?
Es difícil. Se trabaja con palas de 45 metros que salen del horno y sueltan sustancias. Aunque haya climatización en los talleres, es complicado.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios