Dos de los cuatro grupos de la central térmica de Endesa cerrarán y los otros seguirán operativos de forma temporal

La eléctrica pone en marcha el plan para compensar al territorio de la retirada del carbón, con inversiones por 2.682 millones de euros

52

Aplicar una fórmula mixta. Después de dos meses de espera, el Ministerio de Transición Ecológica ha deshojado la margarita y ha decidido autorizar el cierre de dos de los cuatro grupos de la central térmica de As Pontes y mantener los otros dos de forma temporal. Así se lo ha comunicado la titular de este departamento, Teresa Ribera, a los responsables de la compañía eléctrica, que lanzan un plan de desarrollo económico con inversiones por 2.682 millones de euros y la generación de más de 1.360 puestos de trabajo.

El Ejecutivo ha tomado esa decisión después de recibir el informe de Red Eléctrica de España que analizó el nuevo escenario energético, tanto nacional como europeo, tras la invasión rusa de Ucrania, la sequía y la indisponibilidad de gran parte del parque nuclear francés. «El análisis revela la conveniencia de cerrar los dos grupos inoperativos y de que el cierre de los otros dos quede condicionado al refuerzo de variables de disponibilidad de potencia en el sistema eléctrico mediante diversas medidas que se están poniendo en marcha, como el aumento de la disponibilidad de la cogeneración o el establecimiento de un mecanismo de respuesta activa de la demanda», ha explicado el Ministerio de Transición. Aunque el arranque de esas medidas no tiene fecha -y por lo tanto tampoco la clausura de la mitad de la fuerza generadora de la térmica pontesa-, fuentes del sector apuntan a que al menos durante la primera mitad del próximo ejercicio podría continuar funcionando.

Tras abordar con Teresa Ribera la propuesta de cierre de las instalaciones, Endesa ha lanzado su plan de desarrollo económico para la zona, con el que pretende revertir los efectos negativos del fin de la generación con carbón. El aplazamiento temporal del cierre de dos de los grupos permitirá llevar a cabo una transición energética más suave en la antigua villa minera, tal y como pedía el entramado social y político de la comarca. La compañía eléctrica sustenta en siete medidas un plan «que muestra el compromiso con el desarrollo económico y social de Galicia, algo que ha sido la seña de identidad de Endesa durante décadas en muchas comarcas españolas». Con este programa de futuro, la firma sustituirá los 1.400 megavatios de carbón por 1.300 renovables.

Sus principales actuaciones se basan en el desmantelamiento de la central -que se prolongará durante cuatro años-; en la formación del personal afectado; la tramitación de nuevos proyectos eólicos; la promoción de nuevos proyectos industriales en los terrenos vinculados a la térmica; la transformación de la terminal descargadora de carbón del puerto exterior en una granelera multicliente; el impulso a la generación eléctrica con hidrógeno verde, para lo que construirá una planta de 100 megavatios, y la creación de un centro logístico estratégico de mantenimiento eólico de ámbito nacional.

Importantes proyectos con centenares de empleos

Endesa subraya el acuerdo con Sentury Tire, que pondrá en marcha una fábrica de neumáticos en 26 hectáreas de terreno en As Pontes. Implicará una inversión de 477 millones de euros y supondrá la creación de 750 empleos. La eléctrica sostiene que invertirá otros 229 millones para construir 191 megavatios eólicos para abastecer eléctricamente a la factoría.

También cuenta con otro acuerdo con Ence, que prevé invertir 355 millones en una bioplanta para reciclar fibras y producir papel tisú. Implicará 150 puestos directos y 400 indirectos. La compañía que dirige José Bogas tiene además un preacuerdo con Alcoa, a la que se ha comprometido a suministrar electricidad a precios competitivos, que posibilitará la reactivación de la producción en la factoría.

El alcalde de As Pontes, el socialista Valentín González Formoso, calificó de «lógica» la decisión de que se mantenga parte de la central operativa «en este escenario de incertidumbre energética». Además, incidió en la importancia que tiene la medida para los trabajadores, tanto directos como auxiliares, por cuanto ven despejado su futuro y también tienen la oportunidad de reinsertarse laboralmente en las nuevas factorías que se pongan en marcha.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios